En agosto 2015 el Instituto Escalae, organización de investigación y desarrollo en educación (www.escalae.org), llegó a un acuerdo con la Universidad de Turku, Finlandia, sobre la primera fase de implementación del programa anti-bullying KiVa en los países hispanoamericanos. Dado que los materiales en castellano están todavía en desarrollo, se ofrece el programa en inglés para las escuelas de primaria que utilizan inglés como una de sus lenguas de instrucción.

La formación previa a su implementación es ofrecida en colaboración con EduDesign Finland, una compañía que promueve los conocimientos y el saber hacer finlandés en educación en países de habla hispana. Su co-fundadora, Tiina Mäkelä, quien es también la primera formadora certificada de KiVa en hispanoamérica, explica: “Las escuelas pioneras en implementar KiVa este año escolar están mostrando gran entusiasmo con las herramientas que este programa ofrece para prevenir, monitorizar y abordar el acoso en las escuelas. Muchas de éstas también están interesadas en compartir sus experiencias para así promover la implementación de KiVa en su región. Durante el año académico 2015-16, estamos también recogiendo datos cualitativos y estudios de caso de la implementación de KiVa en estas escuelas pioneras”.

El Colegio Escandinavo de Madrid, que tiene una sección sueca y otra internacional, ambas basadas en la pedagogía y valores escandinavos, es una de los primeros colegios en registrarse en programa en España. Su directora Jenny Dettmann comenta: “El respeto, empatía y inclusión son valores fundamentales de nuestra escuela. El programa KiVa nos ha dado herramientas concretas para trabajar con estos valores. Impartimos ahora clases KiVa como una asignatura nueva en la primaria.” Entre los primeros colegios en España está también el Colegio Internacional Torrequebrada (CIT),  es privado y bilingüe (inglés/castellano) ubicado en Benalmádena, Málaga. Su directora Sonia Díez señala: “Kiva no es sólo una filosofía, es un plan que implica acciones, herramientas y medidas concretas para evitar el bullying”.

 Los maestros también han recibido el programa con entusiasmo. Una maestra expresa: "Mi opinión es que KiVa funciona. Los alumnos se comportan mucho mejor y están aprendiendo a respetarse los unos a los otros y hasta incluso a ellos mismos". Sus compañeros continúan explicando:  "Solamente tenemos cosas buenas de decir sobre KiVa. El guion del profesorado es fácil de seguir, con historias bonitas, actividades divertidas y está bien planeado. Los alumnos también participan activamente en las actividades que hacemos.” 

El director del Instituto Escalae, la primera organización en implementar KiVa en países de habla hispana, Federico Malpica, analiza, por su parte: “El saber hacer en educación que tiene Finlandia ha recibido toda la atención de España y del mundo hispano. Estamos encantados de estar en la vanguardia de la oferta de soluciones educativas finlandesas en Iberoamérica. Aunque KiVa se ha desarrollado para prevenir el acoso escolar, pensamos que sus métodos y materiales, versátiles y centrados en el alumnado, dan una idea de cómo es el sistema de enseñanza y aprendizaje finlandés”.

         

Tiina Mäkelä dando la capacitación y miembros del equipo docente del Colegio Escandinavo de Madrid simulando un escenario en que se sospecha un caso de bullying (Agosto 2015).